jueves, 27 de octubre de 2016

Invisible Stripes (Hombres marcados) (Barreras invisibles) - (1939) - (Director: Lloyd Bacon)






 Invisible Stripes

Título español: Hombres marcados (Barreras invisibles)

Año: 1939

Duración:78 min.

País: Estados Unidos.

Director: Lloyd Bacon.

Guión: Warren Duff (Historia: Jonathan Finn)

Música:Heinz Roemheld.

Fotografía:Ernest Haller (B&W)



Reparto:

George Raft, Jane Bryan, William Holden, Humphrey Bogart, Flora Robson, Moroni Olsen, Henry O'Neill, Paul Kelly, Lee Patrick, Marc Lawrence, Joe Downing, Tully Marshall, Margot Stevenson, Joseph Crehan, Chester Clute, John Hamilton, Frankie Thomas, William Haade.





Productora: Warner Bros Pictures.

Género: Cine negro.



Sinopsis:


Cliff Taylor (George Raft) es un exconvicto que ha salido de prisión el mismo día que Charles Martin (Humphrey Bogart). A diferencia de Charles, Clifft intenta llevar una vida normal, pero desde que salió de la cárcel en libertad condicional, su pasado criminal le impide encontrar y mantener cualquier trabajo. Su hermano menor TIm (William Holden) no ve más solución en su vida que seguir sus pasos.






Comentario:

Esta película si mis datos son correctos, no se estrenó nunca en España, solo se emitió en TV en el año 1972 con el título de “Hombres marcados”.






En los años 30, la estampa siempre elegante, el rostro pétreo y el gesto lacónico de George Raft simbolizaron a la perfección al tough guy de la Era de la Depresión, antes de que el actor, quizá a causa de sus “amistades peligrosas” con gangsters como Bugsy Siegel, se decidiera a abandonar la ametralladora y el abrigo Chesterfield en la pantalla para interpretar únicamente papeles situados en el lado “correcto” de la Ley. 




Pronto, un actor “de carácter” llamado Humphrey Bogart tomaría el relevo de Raft en las preferencias del público, convirtiéndose en el nuevo icono, más cínico y al tiempo romántico, del nuevo cine hard boiled de la década de los cuarenta. Invisible Stripes es un vigoroso drama criminal filmado en 1939 que reúne a ambos actores, junto a un jovencísimo William Holden, en uno de sus primeros papeles destacados, y a la prometedora actriz Jane Bryan, que sin embargo se retiró del cine poco después de filmar esta película tras casarse con un multimillonario. También merece destacarse la presencia de la actriz británica Flora Robson, que interpreta a la madre de Holden y Raft, pese a ser en realidad siete años menor que este último.





El filme aborda el controvertido tema de la reinserción de los ex-convictos en plena época del gangsterismo. Las “Rayas invisibles” del título original son aquí el metafórico estigma que persigue a un Raft que trata de rehacer su vida trabajando honradamente como mecánico, al tiempo que su hermano menor, interpretado por Holden, frustrado ante la imposibilidad de reunir el dinero suficiente para casarse con su prometida, empieza a flirtear con el mundo del crimen. Invisible Stripes se basa en una novela de Lewis E. Lawles, un ex guardia penitenciario que llegó a convertirse en alcaide de la célebre prisión de máxima seguridad de Sing-Sing, firme partidario de las políticas de reinserción de presos. 




El filme fue dirigido con pulso firme por Lloyd Bacon, un sólido narrador de la era del Studio System que dirigió más de cien producciones en algo más de treinta años de los géneros más variados, aunque sobre todo destacó con apreciables dramas criminales como San Quintín y sensuales y refrescantes comedias musicales como la inolvidable [i]La calle 42[/i]. Invisible Stripes se disfruta todavía hoy como una de esas genuinas muestras de cine negro con ecos de morality play, que combina el tono “realista” con la voluntad de “crítica social” característicos de las producciones de Warner Bros, no en vano conocido por aquella época como the gangster studio. (Enric Ros en CINECROMOS)





                                                                                      Invisible Stripes:


                                                                                 Calificación: 3 de 6.

domingo, 16 de octubre de 2016

miércoles, 12 de octubre de 2016

martes, 11 de octubre de 2016

Muere el director polaco Andrzej Wajda



Muere el director polaco Andrzej Wajda

El célebre director de cine polaco Andrzej Wajda, autor de El hombre de hierro (1981) y Oscar honorífico en 2000 por toda su carrera, ha fallecido hoy en Varsovia a la edad de 90 años, informó la televisión polaca.

Los medios de comunicación de Polonia se hicieron eco a última hora del domingo de la muerte del director de cine debido a una insuficiencia pulmonar, después de haber permanecido en coma.

Wajda era un gran apasionado de la historia de Polonia y está considerado uno de los cineastas polacos de mayor influencia. Tres de sus películas fueron nominadas al Oscar a la mejor película en habla no inglesa, en 1976 por la Tierra prometida, en 1981 por El hombre de Hierro y en 2008 por Katyn.

Su primer trabajo fue junto a Aleksander Ford, en la película Los cinco de la calle Barska, donde trabajó como ayudante de dirección. Su primer largometraje Generación, lo rodó en 1954, película que reflejaba la sociedad polaca del momento.

Andrzej Wajda simultaneó la dirección de cine con la de teatro. Dirigió teatro por primera vez en 1959 y desde entonces trabajó en Polonia, la URSS, Suiza, EE.UU., incluso España.

Su película El hombre de mármol (1976), obtuvo el Premio de la Crítica Internacional de Cannes en 1978, lo que supuso su consagración cinematográfica.

De 1981 es El hombre de hierro, película que cuenta la historia del sindicato polaco “Solidaridad”, en el que militó, y de su líder Lech Walesa, y por la que ganó la Palma de Oro en el Festival de Cannes en 1981 y fue candidato al Oscar a la mejor película extranjera en 1982.

Su filmografía sigue con títulos como Canal(1957), y Cenizas y Diamantes (1958), que junto a Generación intentan retratar su juventud marcada por la guerra; Lotna (1959,) Ingenuos y perversos y Los brujos inocentes (1960).

En 1973 fue galardonado en el Festival de Cine de San Sebastián y tres años después en el Festival de Valladolid. En 1990 presentó en el Festival de Cine de Barcelona su película Korczak, una producción sobre un médico que trabajó en un orfanato del gueto de Varsovia y que fue galardonado con el I premio de la Muestra de Cinematografía del Atlántico en Cádiz.

Ganó el Arturo 1995, a la figura más destacada del cine polaco, por el Museo Nacional de la Cinematografía, el Oso de Plata honorífico 1996, en el Festival de Berlín, e ingresó en la Academia de Bellas Artes de Francia en 1997.

Se autoexilió durante dos años (1982-1983) a Europa occidental, donde trabajó en obras teatrales. Del Hamlet, de Shakespeare realizó cuatro versiones, con la cuarta la estrenó en el Festival de Teatro de Madrid de 1990.

En 1989 se apartó del cine para dedicarse a la política. Fue elegido senador de “Solidaridad” por su región natal en las primeras elecciones democráticas de Polonia tras la caída del comunismo.

La última película que Andrzej Wajda rodó ha sido Powidoki sobre Wladyslaw Strzeminski, pintor y teórico del constructivismo, que se presentó el pasado mes de septiembre en el Festival de Toronto y que aún no ha llegado a las pantallas.

Descrito con frecuencia como uno de los líderes de la llamada “escuela de cine polaca”, fundada en la década de los 50, Wajda había nacido el 6 de marzo en la ciudad polaca de Suwalki.

Se había casado tres veces. La segunda con la popular actriz Beata Tyszkiewicz con la que tiene una hija, y desde 1975 estaba casado con la actriz y diseñadora de vestuario Krystyna Zachwatowicz. (Publicado en La Vanguardia)

lunes, 10 de octubre de 2016

Don Juan Tenorio (Don Juan Tenorio) - (1952) - (Director: Alejandro Perla)



Título original: Don Juan Tenorio

Año: 1952

Duración: 97 min.

País: España.

Director: Alejandro Perla.

Guión: Alejandro Perla (Obra: José Zorrilla)

Fotografía: Alfonso Nieva.

Productora: Producciones Miguel Mezquíriz/Talía Films.



Reparto:

Enrique Diosdado, Mari Carmen Díaz de Mendoza, José María Rodero, Carmen Seco, Rafael Alonso, Pablo Álvarez Rubio, Adolfo Marsillach, Gaspar Campos.


Género: Drama.


Sinopsis:

Adaptación heterodoxa de uno de los mitos de la cultura española. No es además una película al uso, ya que más bien se trata de la filiación de un montaje del mismo nombre realizado por Luis Escobar en 1949. La obra desató cierta polémica en el momento de su estreno, por su puesta en escena innovadora y subversiva, pero la película es considerada hoy en día la mejor versión fílmica de la obra teatral escrita por el dramaturgo José Zorrilla. Destacan sobremanera los decorados y figurines, surrealistas y mágicos, diseñados por Salvador Dalí, en una de sus facetas más desconocidas.






Comentario:

Enumeraré en lo que es esta película un bastión de elogios:

1º: Los actores, magníficos. Una interpretación bordada, nada que envidiar a muchas interpretaciones galardonadas. Si debemos ponerle alguna pega a alguna interpretación sería a Doña Inés que está un poco fuera de sí, demasiado para el personaje.




2º: Los decorados de Dalí. Un genio del arte del siglo XX pone todo su ingenio en los decorados y en el vestuario.




3º El realismo. Una cosa es hacer una versión del Don Juan tenorio de Zorrilla y otra es atreverse a realizar una película en verso. Aquí se atreven y les queda de aplauso. Esto es lo que años más tarde se haría con "El perro del Hortelano".




Sin embargo estaría todo esto muy bien, magníficamente esplendido para una obra de teatro, pero no es una obra de teatro, es una película. Y eso es lo que no logra que sea de diez, que se nota que es un proyecto teatral y no cinematográfico. (Publicado por Calvero en filmaffinity)




Aquí os dejo esta maravillosa curiosidad, muy desconocida y que vale la pena ver. Muy recomendable.




Un aperitivo de 9 minutos:



Calificación: 4 de 6.

domingo, 9 de octubre de 2016

Mannequins für Rio (They Were So Young - El gran delito) (1954) - (Director: Kurt Neumann)






Título original: Mannequins für Rio


Título español: El gran delito


Título inglés: They Were So Young


Año: 1954


Duración: 74 min.


País: Alemania del Oeste (RFA)


Director: Kurt Neumann.


Guión: Kurt Neumann, Felix Lützkendorf.


Música: Michael Jary.


Fotografía: Ekkehard Kyrath (B&W)



Reparto:


Johanna Matz, Scott Brady, Ingrid Stenn, Raymond Burr, Gisela Fackeldey, Kurt Meisel, Katharina Mayberg, Gert Fröbe, Erica Beer, Hanita Hallan, Gordon Howard, Elizabeth Tanney, Caterina Valente.



Productora: Coproducción Alemania del Oeste-USA; Korona Filmproduktion.


Género: Drama. Thriller.




Sinopsis:


Una agencia de modelos de Río de Janeiro no es más que la tapadera de una organización de trata de personas que distribuye mujeres europeas en Sudamérica. Una de las víctimas, la joven e inocente Johanna, es rescatada por un ingeniero al servicio del magnate Jaime Coltos. Desgraciadamente, Coltos es el jefe de la banda que secuestró y engañó a Johanna.






COMENTARIO:


Curiosa película, producida en Alemania Occidental, dirigida por un director alemán que realizó toda su carrera en Hollywood, actores norteamericanos y alemanes, excepto la protagonista Johanna Matz (actriz austriaca), rodada en inglés, con el título original de “Mannequins für Rio” pero conocida como “They Were So Young” y en el guión Dalton Trumbo (sin acreditar), es sabido sus problemas en aquellos momentos, víctima de la caza de brujas contra el comunismo emprendida por el senador McCarthy en Estados Unidos.




Comienza con la llegada a Río de un grupo de chicas de diferentes partes de Europa. Todas ellas han sido atraídas por los anuncios que prometen carreras brillantes como modelos de moda. Entre las chicas, Eva Ullmann (Johanna Matz), una atractiva joven de 20 años de edad, de Düsseldorf.




Eva es inocente y un poco ingenua, pero no es tonta. No pasa mucho tiempo hasta averiguar lo que realmente está pasando en la agencia de modelos de la señora Lansowa en Río, es una cubierta para la trata de blancas.




La atmósfera de corrupción y la idea de que Eva y Lanning no están seguros en quien pueden confiar es lo podría dar a esta película algunas credenciales del cine negro muy, muy tenues.


Por supuesto que esto siendo 1954 los elementos de explotación, se manejan con cautela, pero de alguna manera que los hace aún más eficaz, y sin duda no les deja ninguna duda en cuanto al destino que les espera a las chicas.




El punto fuerte de la película, es la actuación con voz sedosa y amenazante de Raymond Burr - uno de los villanos de las películas más eficaces de los años 50- . Scott Brady hace muy bien de héroe. Johanna Matz, atractiva y muy competente en el papel de Eva. Gisella Fackeldey es la deliciosamente mala Madame Lansowa y Gert Fröbe también hace acto de presencia.




El director Kurt Neumann nació en Alemania, pero trabajó sobre todo en Hollywood, en películas de bajo presupuesto que incluía algunos clásicos, varias películas de “Tarzan”, “La leyenda de Billy el Niño”, “Hacha de guerra”, "La mosca". .. Dentro de las limitaciones presupuestarias evidentes de esta película, hace un trabajo muy competente.




Mannequins für Rio (They Were So Young), no es una obra maestra pero ofrece una buena mezcla de sordidez y glamour, de romance y suspense. Recomendable.






Trailer:



Calificación: 3 de 6.